viernes, 22 de mayo de 2015

Exposición Gráfica “La Tauromaquia a través del papel” de Manolo Torres Gómez


 
 
 



Hoy nos hacemos eco de la exposición que, nuestro buen amigo y paisano Manolo Torres Gómez, lleva a cabo en la sala de exposiciones del Teatro Zorrilla de Valladolid. El tema de la exposición gráfica es “La Tauromaquia a través del papel”. Se trata de una  colección de carteles, litografías, fotografías coloreadas y programas, entre otros objetos, que datan desde mediados y finales del siglo XIX hasta los años 60 del siglo XX. Es una recopilación o colección, hecha con mucho cariño y esfuerzo, de temas taurinos obtenidos como fuente: revistas especializadas (españolas y americanas), libros de historia de la tauromaquia, emisiones de sellos, catálogos de propaganda y de exposiciones etc.

Manolo Torres, colaborador de este blog, es un hombre entusiasta por todo lo antiguo, por nuestras raíces, gran aficionado taurino y me consta que es muy amante de su pueblo. Aprovecha cualquier espacio vacacional para acercarse a él y disfrutar de su entorno. La afición taurina, como él dice, le viene de su padre, que fue quien le vinculó en ese gusanillo del mundo de los toros. Su padre, Honorino (q.e.p.d.) ¡Como celebraría esa exposición de su Manolo! Quizás disfrute de ella, a través de una mirilla, desde la otra vida. Creo que le habrá tenido muy presente en esa labor recopiladora sobre temas taurinos.

La exposición tiene un gran valor etnológico, ya que las 30 imágenes reflejan la transición de los ritos de la tauromaquia durante estos dos últimos siglos, así como la influencia, vínculo y comportamiento de dicha fiesta en las demás naciones donde se manifiesta: Francia, Portugal e Hispanoamérica.

La fiesta de los toros, que ha participado siempre de los momentos festivos en casi todos los rincones de España y ha traspasado nuestras fronteras aceptada por los países antes mencionados, lamentablemente, ahora tiene algunos detractores, unas veces para desmarcarse del resto del estado manifestando hipocresía e independentismo político, otras por gente intolerante del modo de pensar de los demás. Lo que nos debería quedar claro a todos los ciudadanos es que, si no nos gusta el fútbol o los toros, lo más cómodo es no asistir a tales espectáculos y respetar a los aficionados que se sientan identificados con ellos. Si los aficionados que asisten pagan y costean esos espectáculos respetémoslos.

Manolo, desde aquí te damos una cordial enhorabuena por tu exposición y que sigas luchando hacia todo aquello que te marquen tus aficiones y sentimientos.