jueves, 19 de febrero de 2009

Correr El Bollo en Carnaval

CORRER EL BOLLO EN CARNAVAL

Correr el Bollo en el Carnaval de San Román de Hornija:

Las fiestas del Carnaval 2009 están muy próximas. Dicha fiesta carece de la importancia que poseía en otros tiempos, especialmente en el mundo rural y muy concretamente en nuestro pueblo: San Román de Hornija. Recuerdo muy vagamente dado mi ausencia del pueblo en esas fechas, algunas de las manifestaciones muy propias de aquellos cuatro días de fiesta pagana que celebrábamos en las postrimerías del invierno. Había muchas manifestaciones para honrar a D. Carnal y Dª Cuaresma, algunas muy culturales requerían una preparación preliminar: murgas, relaciones, etc; sin embargo había un rito o tradición durante esos días: “Correr el Bollo”, tan original y típico de San Román que creo bien merece el presente artículo.

Era costumbre en vísperas del carnaval echarse pareja. Dentro de las misma cuadrillas los chicos pretendían a una chica, no para iniciar un noviazgo, pero si para tener compañía de fiestas dentro de las más afines de la cuadrilla. Era algo parecido a un noviazgo por unos días sin compromiso de otra índole. Hay que reconocer que también había “calabazas” ante la negativa de la chica a tal pretensión y los consecuentes “regueros” (otra tradición de la que un día hablaremos). Hemos de reconocer la importante riqueza en relaciones humanas de esa tradición “buscar pareja” que se hacía en carnaval y también en San Juan ¡Cuántos matrimonios fueron fruto de ese primer conocimiento llamado parejas!

Las cuadrillas, compuestas por parejas, solían el lunes y el martes de carnaval realizar la acción de “correr el bollo”. Se trataba de recorrer todas las casas de los miembros de las cuadrillas. Los lunes se hacía en los domicilios familiares de las chicas y el martes en el de los chicos. En las casas respectivas se cantaban canciones y se bailaba, siendo obsequiados con bandejas de bollos, pastas y rosquillas, que se hacían en todas las casas en carnaval, y se bebían algunas copas de ponche, licor típico de San Román elaborado con mosto de uva de albillo, azúcar y aguardiente. Al final del recorrido de las últimas casas algún mozo como consecuencia del licor terminaba un poco alegre, aunque nunca borracho ¿Qué diría la familia de su pareja?

Lamentamos que se haya perdido en nuestro pueblo la fiesta del carnaval, rico en manifestaciones, tradiciones culturales y de convivencia. No dudo que el paso del tiempo va trayendo nuevos comportamientos en fiestas, sin embargo siempre recordaremos con nostalgia la tradicional y típica actividad, en los antiguos carnavales de San Román, de “correr el bollo”

=Alfio Seco Mozo=