miércoles, 3 de junio de 2009

¡Adios Vital! aunque permaneces aquí con nosotros

¡Adios Vital! permaneces aquí con nosotros






Con gran tristeza y consternación nos hemos enterado del fallecimiento de un colaborador de este blog y amigo: Vital 
Foto de Vital Lobo García
Lobo García (q.e.p.d.). Una enfermedad rápida e irreversible ha terminado con su juventud e ilusiones.

Desde esta página, que también era la suya, queremos dejar constancia y testimonio del dolor y desconsuelo que nos ha dejado tan singular pérdida. Le agradecimos el esfuerzo que realizó en su artículo de este blog: "San Román en el Catastro del Marqués de Ensenada". Los 61 comentarios o aclaraciones fueron una tarea ardua, con la finalidad de hacer el texto más legible y comprensible al lector. El texto original emplea términos y giros lingüísticos hoy en desuso y con significados difíciles de interpretar.

"Los hombres desaparecen pero su obra perdura". Nos comprometemos en mantener en este blog su artículo y así tenerle a él en nuestra memoria y recuerdo. Nos unimos en el sentimiento de dolor a toda su familia: su esposa, su hijo Guillermo, su tía Clary, sus hermanos: Luis, Marina y Virginia.

Vital, ¡gracias y hasta siempre!.


Estas pinceladas sobre su vida nos las ha facilitado su hermana Marina, las que mucho
agradecemos.
Vital Lobo García nació el 1 de junio de 1955 en Mieres (Asturias), villa donde transcurrió su infancia y juventud y en la que cursó los estudios primarios y el bachillerato. Hijo del empresario Luis Lobo (natural de San Román de Hornija) y de la mierense Marina García, era el segundo de cuatro hermanos (Luis, Vital, Marina y Virginia) de una familia que mantuvo siempre muy estrechos vínculos con San Román, donde tenían por costumbre pasar sus meses de descanso veraniego.

En la Universidad de Valladolid cursó desde 1974 la carrera de Filología Francesa, licenciándose en 1979. Su destacado expediente académico le permitió acceder a una plaza de profesor-lector en la ciudad bretona de Rennes. Tras realizar el servicio militar (le tocó vivir el 23F justamente en la División Acorazada Brunete), se instaló en Madrid, donde impartió clases de francés en la Escuela de Turismo, antes de ganar por oposición una plaza de funcionario del Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado. En la capital de España contrajo matrimonio, del que nacería un hijo, Guillermo, que en la actualidad tiene veinte años.

En la Administración del Estado desarrolló Vital Lobo una brillante trayectoria profesional, ocupando entre otros puestos de relevancia los de Subdirector General de Organización en el Ministerio de Administraciones Públicas y el de Subdirector General de Coordinación Territorial en el Ministerio de Economía y Hacienda.

A causa de una fulminante enfermedad detectada pocos meses antes, falleció Vital Lobo el 23 de abril de 2009 en la Clínica Universitaria de Navarra. Sus restos mortales fueron incinerados en el cementerio de La Almudena, en Madrid, en presencia de la familia, los amigos más íntimos y sus más allegados compañeros de trabajo. Sus cenizas, tal y como fue voluntad expresa de Vital, reposarán en el cementerio de San Román, junto a las de sus padres.

La relación de Vital Lobo con San Román fue siempre muy estrecha y cimentada por encima de todo en el cariño. En esa relación jugó un papel muy especial su fraternal amigo Manolo Torres, en cuya compañía viajaba a menudo Vital al “pueblo” para visitar a su tía Clary y evocar recuerdos y anécdotas de sus tiempos de juventud. Prueba de ese amor al pueblo y del rigor intelectual con que Vital acometía cualquier trabajo, es la transcripción comentada de las Respuestas Generales del denominado Catastro del Marqués de la Ensenada, correspondientes al pueblo de San Román de la Hornija, que Vital paciente y minuciosamente extrajo de una copia del texto original, fechado en 1752, añadiendo clarificadores comentarios que ayudan a su lectura y comprensión.

Su temprana muerte deja en el aire diversos proyectos y un gran vacío en todos los que le quisieron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario